Apagar fuegos en cualquier lugar.

El Mercedes-Benz Unimog, ideal para terrenos difíciles.

El Unimog de alta movilidad y gran agilidad se mueve con soltura en operaciones antiincendios que requieren unas cualidades de marcha óptimas fuera del asfalto. Es el caso de las autobombas de extinción para incendios forestales y de los vehículos de logística para uso en inundaciones. A esto se suman las numerosas variantes de equipamiento y superestructuras, que convierten al compacto y robusto Unimog en un vehículo de emergencia plenamente equipado.

Dos Unimog U 5023 en acción en Des Landes en el sur de Francia.

Ya sea arena, cantos rodados o barro: con el Unimog U 5023, el equipo de bomberos de Sapeurs Pompiers puede llegar a su destino incluso en las condiciones más difíciles.

1/16

Puede con todo.

Incendios en la costa mediterránea, alarmas por el desbordamiento inminente de ríos, huracanes y fuertes vendavales en toda Europa, granizadas o terremotos: los desastres naturales son cada vez más frecuentes, lo que hace aumentar las intervenciones especializadas y de gran envergadura de los cuerpos de bomberos y unidades de protección civil. Los cuerpos de intervención se enfrentan a desafíos cada vez mayores y, por lo tanto, sus vehículos, también.

Ningún otro vehículo ofrece un potencial de rendimiento comparable al del Unimog en las condiciones más difíciles, para transportar a las brigadas, el material, las herramientas y los equipos. Las distintas tomas de fuerza permiten montar y accionar bombas centrífugas de extinción, cabrestantes, generadores eléctricos, volquetes hidráulicos o grúas de carga. Todo esto convierte al Unimog en el vehículo idóneo para las operaciones contra incendios.

Mercedes-Benz Special Trucks

Protección contra el fuego y las altas temperaturas.

Bastidor acodado y soldado, técnica de tubos de empuje que posibilita una torsión diagonal extrema de hasta 600 mm, amplios ángulos de rampa y de ataque y salida, ejes pórtico, tracción integral, bloqueos de diferencial, elevada tracción y gran capacidad ascensional. Con estas propiedades, el Unimog satisface las rigurosas exigencias que se plantean en las misiones antiincendios.

Otra particularidad es el dispositivo de autoprotección, que irriga los neumáticos y el parabrisas cuando las llamas se aproximan demasiado al vehículo. Además, el paquete de protección ignífuga disponible de fábrica incluye, entre otros elementos, el revestimiento de algunas conducciones importantes para prevenir daños y protegerlas contra las elevadas temperaturas.

El Unimog favorece con eficacia la labor de los bomberos por medio de la ventana de techo redonda, que les permite salir directamente de la cabina para dirigirse al lugar del incendio. La cabina doble opcional puede alojar a hasta siete tripulantes.

1/11

El acompañante perfecto para la lucha contra incendios forestales.

La toma de fuerza del motor o del cambio hace del Unimog el vehículo perfecto para aplacar rápidamente incendios forestales. Gracias al cambio con relación para todo terreno se puede accionar el vehículo a velocidades de marcha extremadamente bajas, incluso en terrenos accidentados o tareas «pump and roll». La técnica de propulsión permite vadear cauces de agua hasta una profundidad de 80 cm (opcionalmente, 120 cm). Otros elementos destacados son el sistema regulador de la presión de los neumáticos tirecontrol plus, con los modos «carretera», «arena» y «vías en mal estado», el eficiente cambio con grupo inversor Electronic Quick Reverse, la desmultiplicación para todo terreno y el control electrónico de tracción EAS automatizado.

hidden-xs
visible-md and up (hidden-sm and down)
visible-lg and up (hidden-md and down)
visible-xl
Find out more about our cookies and how we use them.