Jinete de olas a
prueba de tormentas.

Listo para la acción: Unimog en salvamento marítimo de emergencia de Wustrow.

Una intervención cada cuatro horas, un salvamento de riesgo alto de muerte cada 16 horas. Esos son los números de media de la sociedad alemana de rescate de naufragios (Deutschen Gesellschaft zur Rettung Schiffbrüchiger, DGzRS), o, en resumen: salvamento marítimo alemán. En el Mar del Norte y el Mar Báltico hay estacionados 60 cruceros de rescate y botes de salvamento de emergencia. En Wustrow, el equipo de rescate cuenta también con un Unimog todoterreno para poder meter en el agua los botes de salvamento cuando no hay muelles.

Alarma directamente en el móvil.

Cada uno de los 19 voluntarios del equipo de salvamento de emergencia de Wustrow, en Fischland, que forma una península junto con Darß y Zingst, sabe enseguida lo que ocurre cuando recibe en el móvil un mensaje de alarma del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Bremen. El primero que llega al edificio del puesto de rescate, que tiene 100 años, arranca inmediatamente el motor del Unimog U 2150 L. «El Unimog necesita aire para los frenos. Y arranca enseguida. Siempre. Desde hace 23 años», comenta Karl-Heinz Priebe, capataz del puesto de rescate.

En el tráiler, el Unimog transporte un bote altamente especializado: «está perfectamente equipado, es una herramienta de trabajo excelente. Pero sin el camión, no sirve», cuenta Karl-Heinz Priebe. Y es que, en caso de emergencia, es necesario llevar el bote hasta el agua atravesando la playa. Una tarea a medida del experto todoterreno de Mercedes-Benz con tracción integral.

15 t sobre arena blanda.

Y, entonces, comienza la acción: 200 m en dirección a la playa, girar, luego 200 m atravesando dunas, luego a la izquierda por el camino que ha creado el propio equipo de rescate. «Conducimos rápidamente por la arena y solo aflojamos al llevar al agua, porque el terreno es más duro», dice el conductor Torsten Brumshagen acelerando para mantener el impulso del tráiler de 15 t.

El Unimog arranca enseguida. Siempre. Desde hace 23 años.

Karl-Heinz Priebe, capataz, puesto de rescate de Wustrow

Las ocho marchas del Unimog están disponibles en ambas direcciones y, si es necesario, se pueden conectar el cambio de desmultiplicación y los bloqueos de diferencial del eje delantero y el eje trasero. El cuentakilómetros marca 38.446 km, de los cuales una buena parte corresponde al transporte del bote al astillero de Bremen. Porque en carretera, el profesional del transporte con la estrella también destaca.

Unimog para inundaciones con equipamiento especial de NAFFCO.

Torsten Brumshagen recorre unos 20 m marcha atrás hasta que el agua llega a la cintura. Para el Unimog y su profundidad de vadeo de hasta 1,2 m no supone ningún problema. Allí, el bote, que está fijado con una garra hidráulica, se suelta sobre el agua con solo pulsar un botón. Enseguida flota el bote salvavidas de 7 metros, bautizado como «Barsch».

El Unimog es importante para el puesto de Wustrow, para llevar el bote al lugar de intervención.
Voluntarios por la comunidad: el equipo de salvamento de emergencia de Wustrow es un equipo bien compenetrado.
Torsten Brumshagen (53), voluntario con carné de camión, conduce el camión con seguridad por las dunas.
El Unimog U 2150 L espera su siguiente intervención aparcado en el histórico edificio del puesto de salvamento de Wustrow.
En caso de emergencia, las luces azules de emergencia permiten atravesar el popular pueblo de Wustrow en dirección a la playa.
Los caminos de arena exigen la máxima concentración al conductor, porque quedarse atascado significa perder un tiempo valioso.
Además del tráiler, el Unimog transporta el equipamiento de rescate necesario para los miembros del equipo.
Listo para la acción: El Unimog aprovecha su capacidad de vadeo para maniobrar con el tráiler hasta el agua.
En total, el bote «Barsch» de salvamento marítimo de Wustrow mide 7,4 m.
Karl-Heinz Priebe (65) es capataz del puesto de salvamento marítimo de Wustrow desde 1994.
Lutz, que se sienta a estribor, mantiene todo bajo control durante la intervención.
Salir cuando otros entran: cada día, salvamento marítimo alemán evita que la gente se ahogue.
El Unimog es importante para el puesto de Wustrow, para llevar el bote al lugar de intervención.
1/12

Bailando con las olas.

Lutz, un voluntario con patente de capitán, acelera. Primero con cuidado, porque el torrente de agua detrás del motor de seis cilindros Steyr de unos 300 CV podría ser peligroso para los compañeros. Luego, el bote de aluminio de 3,5 t gana velocidad en un santiamén. Hasta 24 nudos, es decir, unos 45 km/h.

«Barsch está en el agua con una tripulación de tres hombres», informa Lutz al puesto de control por radio. Solo han pasado diez minutos desde el mensaje de alarma, pero ya llega la siguiente intervención. El equipo y el Unimog están listo.

Fotos: Sebastian Vollmert
Vídeo: Martin Schneider-Lau

¿Está interesado?

Solicitar ahora material informativo.

hidden-xs
visible-md and up (hidden-sm and down)
visible-lg and up (hidden-md and down)
visible-xl