Vehículos para emergencias.

Schlingmann es pionero con el Unimog autobomba.

Hablamos del año 1975: en agosto, el norte del país experimenta temperaturas cercanas a los 35 grados durante todo el día con solo un 30 por ciento de humedad. De repente, la catástrofe: sobre los bosques del brezal de Luneburgo y el Wendland se elevan espesas nubes de humo. Se da la alarma para los cuerpos de bomberos de las regiones cercanas y de algunas más lejanas. El calor y los vientos cambiantes dificultan la labor de los equipos de emergencia. Los trabajos de extinción duran días. El mayor problema: la falta de suministro de agua en un terreno impracticable. El mayor incendio provocado hasta la fecha en Alemania afectó a 8.000 hectáreas de bosque y 5.000 hectáreas de zonas pantanosas y brezales, y se cobró la vida de siete personas.

Unimog autobomba, el nacimiento de una idea:

Época de innovación.

Este drama dejó claro que la región de Baja Sajonia necesitaba vehículos autobomba todoterreno. Una desgracia histórica que no iba a quedar sin consecuencias. Una de ellas: el equipamiento completo de los cuerpos de bomberos con vehículos autobomba compactos y aptos para todoterreno. El inicio para el Unimog.

El ingeniero diplomado Heinrich Schlingmann fue quien diseñó y construyó el primer Unimog autobomba. Ya en 1971, la región de Friesland le encargó un vehículo de rescate RW 1 sobre la base de un U 416. Se trató del primer vehículo de rescate construido sobre este chasis.

El primer autobomba Schlingmann sobre la base del Unimog U 416:

Apenas diez mil personas viven en Dissen am Teutoburger Wald, en un rincón remoto al sur de la región de Baja Sajonia de Osnabrück. Aquí, la vida en el campo se disfruta. Pero, en una empresa de la localidad, todos están bien despiertos. Cada día. 200 empleados. Desde sus primeros modelos de los años 70, Schlingmann Feuerwehrfahrzeuge es hoy sinónimo de vehículos de bomberos todoterreno y fiables. Nadie adapta más Unimog que Schlingmann. No en vano, la empresa recibió el distintivo «Mercedes-Benz Unimog ExpertPartner» en 2015.

Schlingmann y Unimog, el comienzo de una historia de éxito:

Expertos apasionados.

Heinrich Schlingmann, que ya disfruta de su jubilación, sigue conociendo bien el mercado: «Para terrenos extremos, se utiliza el Unimog U 5023». Este Unimog de alta movilidad llega allí donde otros vehículos deben retirarse. Schlingmann construye vehículos contra incendios sobre la base del Unimog portaimplementos de acuerdo con las normas 2000 y 3000 para vehículos autobomba. Hasta ahora, la base óptima para estos vehículos era el U 218 L y, recientemente, se utiliza el U 323 L.

«El U 323 dispone de un motor de mayor potencia y una carga sobre el eje más elevada», indica el portavoz de la empresa Peter Schallenberg. Según afirma, el autobomba 2000 en el Unimog es extremadamente interesante para carreteras estrechas y caminos forestales. «Con una anchura del vehículo de solo 2,30 metros, este Unimog es idóneo para su uso en cascos antiguos».

1.ª serie 416, U 1100L, año de fabricación 1976
2.ª serie 437.4, U 3000, año de fabricación 2004
1.ª serie 416, U 1100L, año de fabricación 1976
1/5

Dos series, una misión.

Aproximadamente el 70 por ciento de todos los vehículos de bomberos Unimog que salen de la fábrica de Schlingmann en Dissen están basados en la serie de alta movilidad. El resto de Unimog se construyen sobre el portaimplementos. Como ocurrió en sus comienzos con el innovador principio de segadora de discos respetuosa con la vegetación para el Unimog en los 70, Schlingmann está experimentando una creciente demanda de vehículos de bomberos aptos para todoterreno. Esto es una señal del cambio climático, con temperaturas cada vez más altas y temporadas de calor más prolongadas.

Amplia gama de soluciones de carrocería: Schlingmann como Mercedes-Benz Unimog ExpertPartner.

Y, cuando se presenta una petición especial, los proyectistas de Schlingmann son todo oídos. Así ocurrió por última vez con el cuerpo de bomberos de Hamburgo. Ellos son los responsables de la retirada de material de artillería en la ciudad hanseática. Solicitaron un GW-KRD, es decir, un vehículo con aparatos para la retirada de material de artillería. El equipo de Schlingmann construyó rápidamente un ejemplar único basado en un Unimog de alta movilidad U 5023 con cabrestante frontal de Werner (50 kN), grúa trasera de Atlas y un alojamiento para material de artillería a prueba de explosión.

¿Despertó interés?

¡Pide material informativo sobre el Unimog ahora!

hidden-xs
visible-md and up (hidden-sm and down)
visible-lg and up (hidden-md and down)
visible-xl