El Unimog,
experto en vías ferroviarias.

En la localidad francesa de Morsbach, los vagones de carga se manejan a lo grande:
con el Unimog U 423 bivial.

Antiguamente, allí se agrupaban trenes de mercancías y se enviaban a plantas siderúrgicas o a distribuidoras de carbón; hoy, con 30 kilómetros de vías ferroviarias y un enclavamiento abandonado, las instalaciones de la Société de Garage de Morsbach (SGM) recuerdan más a una zona industrial abandonada. Pero entre los cientos de vagones de carga marrones, hay un vehículo que se mantiene en su posición: el Unimog U 423 bivial. Con sus barras de metal amarillas y dos grandes depósitos de aire comprimido en la caja de carga, el Special Truck capta la atención de inmediato. Tatiana Gorgol, trabajadora de SGM, no podría imaginar un vehículo de emergencia mejor para el cambio de vías de los numerosos vagones de carga, pues el Unimog U 423 puede funcionar también como una locomotora.

El vehículo bivial hace que los trabajos sobre raíles resulten muchísimo más sencillos.

El vehículo bivial de Mercedes-Benz es perfecto para componer día a día trenes completos a partir de vagones de carga. El Unimog U 423 empuja marcha atrás con facilidad seis vagones plataforma y de carga de cuatro ejes. El motor de norma Euro-VI de 170 kW de potencia del Special Truck cumple lo que promete. Tatiana Gorgol y su compañero Christophe Blanchard dan fe de ello.

Si uno de los propietarios necesita su vagón, el equipo perfectamente sincronizado moviliza el vagón con el número correspondiente desde su lugar de estacionamiento hasta el apartadero ferroviario. Durante todo el recorrido de la maniobra, Christophe Blanchard tiene cuidado de que el vagón se encuentre en la vía correcta. Algunas veces tiene que mover el cambio de agujas de forma manual. Para ello, está siempre en contacto por radio con su compañera, que se encuentra al volante.

Unimog U 423 bivial: un vehículo para todo, que se siente como en casa en el muelle.

Para que el Unimog se mantenga sobre los raíles, necesita rodillos guía de control hidráulico separados delante y detrás. Estas cuatro ruedas de acero adaptan a las circunstancias la presión de contacto de los neumáticos sobre las vías. Para mejorar la adherencia sobre rieles mojados o cubiertos de hielo, el Unimog no dispone de arenero, al contrario que las locomotoras. Para soltar los frenos neumático del vagón, se necesita una presión de aire de 5 bares, y Tatiana Gorgol y Christophe Blanchard la obtienen de los dos depósitos de aire comprimido del Unimog.

El Unimog U 423 es el vehículo ideal para mi trabajo.

 

Tatiana Gorgol, trabajadora de la Société de Garage de Morsbach (SGM)

1/9

Único en Francia.

SGM ofrece el único lugar de estacionamiento para vagones de mercancía de toda Francia; los vagones se pueden aparcar en él durante un tiempo indefinido. Si el propietario necesita su vagón, solo tiene que mandar un e-mail con el número del mismo. Los vagones solicitados se desplazan de sus lugares de estacionamiento hasta el apartadero ferroviario y, dos veces por semana, una locomotora los recoge. Los mayores clientes, STVA, ERMEWA y VTG, almacenan hasta 80 000 vagones cada uno en las instalaciones de SGM, así que el Unimog está siempre ocupado.

El Unimog U 423: irreemplazable y ventajoso.

Tatiana Gorgol está más que satisfecha con el Unimog bivial. Según dice, es el vehículo ideal para su trabajo. Pues, al contrario que una locomotora, no es necesario precalentarlo durante una hora antes de poder utilizarlo. «Además, puede bajarse fácilmente de las vías si hace falta realizar maniobras desde el otro extremo del tren», otra ventaja del Special Truck que la conductora del Unimog sabe valorar. No es de extrañar, por tanto, que ya no quieran prescindir del Unimog U 423 bajo ningún concepto en la localidad francesa de Morsbach.

Fotos: Oliver Bos

hidden-xs
visible-md and up (hidden-sm and down)
visible-lg and up (hidden-md and down)
visible-xl