Bosque.

Con raíces profundas en la silvicultura: el Unimog.

El Unimog tiene su origen en el sector forestal y agrario y sigue estando firmemente arraigado allí. El portaimplementos ofrece múltiples posibilidades de aplicación en los más diversos ámbitos del trabajo forestal. Gracias a su excelente aptitud todoterreno y a su agilidad, el Unimog está listo para funcionar 365 días al año y ayuda a las administraciones forestales y a los contratistas en su trabajo diario.

Todo el año en el sector verde.

Quien debe realizar múltiples tareas durante todo el año, necesita un auténtico profesional. El Unimog es especialmente apto para todo terreno y dispone de excelentes cualidades de marcha. Puede encargarse del mantenimiento de caminos en primavera, del mantenimiento de zonas verdes en verano o de los atados de madera en otoño. Y el servicio de invierno también incluye: un gran aprovechamiento, flexibilidad y seguridad. La velocidad de marcha de hasta 90 km/h hace del Unimog una solución de transporte de biomasa o leña ideal.

Con tres puntos de acoplamiento, potentes propulsiones de implementos, altas cargas útiles y cabina con visibilidad total, se pone manos a la obra allá donde se necesite potencia. El Unimog no solo ofrece ventajas como máquina de trabajo, sino también como tractora. Llega a su lugar de uso con tanta rapidez como ahorro de combustible y, gracias a su gran tracción, incluso allá donde no hay caminos. Compacta, potente, eficiente: una herramienta de silvicultura que crece junto con sus tareas.

visible-md and up (hidden-sm and down)
visible-lg and up (hidden-md and down)
visible-xl