Pequeño,
pero matón.

El contratista Guy Gregson apuesta por el quinto Unimog en 30 años.

Guy Gregson conoce y aprecia el Unimog desde toda su vida laboral. Con motivo de su 30 aniversario como contratista, este británico se agasajó con un portaimplementos de última generación con el compacto Unimog U 218. Y, además, amplía su cartera de posibilidades de uso.

Un vehículo, multitud de opciones.

El contratista municipal Guy Gregson de Hoo bei Kent se define a sí mismo bromeando como «hombre horquesta» cuando habla de la variedad de servicios que realiza cada día. En verano poda setos, siega los parques y se encarga del mantenimiento de las franjas de césped. En invierno, se encarga del mantenimiento invernal de las carreteras. Este proveedor de servicios también diversos pedidos para el sector agrario: sembrar semillas o prensar heno está a la orden del día.

Este ocupado británico ha desarrollado otro grupo de clientela en el transporte, desplazándose para empresas del comercio y la industria. Su vehículo más importante para todas las tareas que surgen: un Unimog. El último que utilizó el contratista fue un U 1600 con el que ha recorrido unos 300 000 km. «Nunca me ha dejado en la estacada», afirma satisfecho Guy Gregson.

Versátil y potente.

Con el nuevo Unimog U 218, Gregson ha ampliado nuevamente sus opciones. «Es perfecto para mis trabajos. Esta pequeña pero potente máquina su usa con eficacia. Incluso en el espacio más reducido». En su rutina laboral, los accionamientos mecánicos e hidráulicos de los implementos del Unimog, junto con el árbol de toma de fuerza constituyen los requisitos ideales para utilizar los más diversos implementos acoplados.

El Unimog U 219, que entretanto ha reemplazado al U 218, es el modelo básico de la serie de portaimplementos. Su concepción como plataforma para diversos aperos, así como su capacidad de uso en autopista con una velocidad máxima de 89 km/h, hacen del Unimog un vehículo de servicio tan resistente como dinámico.

Un ejemplo es la ingeniosa función VarioPilot. Con ella, el conductor puede cambiar en un minuto entre la dirección a la derecha y a la izquierda. De este modo, Guy Gregson siempre tiene la visibilidad óptima sobre la zona de trabajo en el mantenimiento de franjas de césped, por ejemplo.

Con mi último Unimog U 1600, recorrí casi 300 000 km.
Nunca me ha dejado en la estacada.

Guy Gregson, contratista autónomo

Tan fácil de maniobras con una segadora de césped.

Otra ventaja del Unimog U 218 de tracción integral es su maniobrabilidad: además de una cabina compacta y el equipamiento interior ergonómico, el Unimog cuenta con un diámetro de giro de tan solo 12,6 m. El motor de cuatro cilindros de bajo consumo proporciona un uso eficiente y una conducción suave con sus 130 kW (177 CV).

El portaimplementos del Unimog mantiene el hábitat para las abejas silvestres

«Hacia adelante o hacia atrás, es tan fácil trabajar que se siente como conducir una segadora de césped de gran tamaño», dice Guy Gregson con entusiasmo. Una buena base para otros 30 años de servicio con Unimog.

hidden-xs
visible-md and up (hidden-sm and down)
visible-lg and up (hidden-md and down)
visible-xl