Pasión por la agricultura.

En su canal de YouTube, Ludwig Weinfurtner cuenta historias de su vida con el Unimog.

Ludwig Weinfurtner vive en la localidad bávara de Trasching y está estudiando para ser mecánico de instalaciones. Hasta aquí, todo normal. Sin embargo, cuando dedica su tiempo libre a hacer trabajo agrícolas con su Unimog 411, tiene un público de, a veces, 22.300 personas. Ese es el número de suscriptores que tiene el canal de YouTube del joven de 20 años, lo que revela un especial interés por el Unimog, por parte de Ludwig Weinfurtner y de su audiencia.

Cuando las imágenes hablan por sí solas.

Cuando se deshace en elogios sobre su Unimog, es fácil que los espectadores olviden que está hablando de un vehículo. Lo describe como «casual, imponente, potente, resistente». Entonces, Ludwig Weinfurtner confirma rápidamente lo que ya había quedado claro: «Para mí, el Unimog es más que un vehículo».

Sus vídeos destacan por su autenticidad: el chico de 20 años lleva a los espectadores consigo en su día a día real, muestra vídeos del trabajo de mecánico, y en ningún momento esconde su dialecto materno, el bávaro. Su entusiasmo, sin embargo, nunca decae. Uno de los muchos comentarios de sus vídeos lo resume bien: «Como sajón, no te entiendo muy bien, pero los manitas del Unimog se entienden sin palabras».

Ludwig Weinfurtner y su Unimog son conocidos más allá de Baviera y de Sajonia. «Tengo espectadores de todo el mundo», cuenta. Y los comentarios en inglés, castellano e incluso coreano que se encuentran bajo sus vídeos le dan la razón. Lo que une a todas estas personas es aquello por lo Ludwig Weinfurtner vive: su pasión por el todoterreno.

ADN único.

El Unimog y Ludwig Weinfurtner: ambos llevan en los genes la tenacidad y la pasión por los trabajos desafiantes. El Unimog fue desarrollado por inteligentes diseñadores hace 75 años como aparato motorizado de uso universal, y Ludwig Weinfurtner se entusiasmaba por las labores agrícolas de su abuelo ya a una edad muy temprana.

Los primeros años del Unimog y los primeros modelos de éxito.

Ludwig Weinfurtner recuerda que en su día su abuelo Opa compró el vehículo para hacer trabajos con madera. Pero esas tareas pronto dejaron de ser un desafío para el Unimog. Hoy, con su nieto como propietario, el Unimog tiene la oportunidad de circular por bosques, campos y prados.

El mecánico en ciernes no quiere sacar su Unimog del garaje para dar un paseo dominical, sino que lo pone a trabajar como es debido. «El Unimog lo puede todo. Da igual la tarea que le des, sabes que la llevará a cabo. Y lo hace mejor que ninguno», dice el joven de 20 años, y añade: «Para mí, forma parte de la familia».

Todo comenzó con su abuelo, que no solo transmitió a Ludwig Weinfurtner el amor por la agricultura, sino también la pasión por el Unimog.
El Unimog 411 de Ludwig Weinfurtner también era de su abuelo, y es la piedra angular de su trabajo grabando vídeos.
Ludwig Weinfurtner muestra regularmente en YouTube todo lo que el Unimog tiene que ofrecer en distintas aplicaciones.
Equipado con picadora de forraje lateral, el Unimog 411 está en muy buena forma.
Mientras trabajan en el bosque y en el prado, Ludwig Weinfurtner y su Unimog están rodeados de verde.
Como futuro mecánico de instalaciones, el joven de 20 años está al día en cuestiones técnicas y le gusta trabajar en vehículos Unimog, MB-trac, etc.
Desde pequeños arreglos hasta reparaciones de mayor envergadura: Ludwig Weinfurtner se enfrenta a cualquier desafío, «como el Unimog».
A Ludwig Weinfurtner le gusta expresar su pasión por el Unimog, a veces también a la moda.
Todo comenzó con su abuelo, que no solo transmitió a Ludwig Weinfurtner el amor por la agricultura, sino también la pasión por el Unimog.
1/8

Tan versátil como el Unimog.

El Unimog 411 es el protagonista del canal de YouTube, y el personaje secundario es una picadora de forraje lateral. «Esta combinación de vehículo muestra todo lo que el Unimog puede hacer simultáneamente: delante una segadora, en el lateral una picadora de forraje y, detrás, un remolque». La picadora de forraje pudo conseguirla a través de la gran comunidad de fans del Unimog. «Es un símbolo muy importante de la fuerza del vehículo y de la comunidad», dice contento.

La comunidad del Unimog es algo que disfruta mucho. Le gusta mirar a otras personas a través de la cámara y grabar su trabajo con el Unimog. Así, su canal resulta en una interesante mezcla de amor por lo antiguo y respeto por lo nuevo.

El Unimog nos muestra todo lo que es posible, y que todo se puede conseguir.

Ludwig Weinfurtner, vídeos sobre el Unimog y agricultura

De Baviera para el mundo.

En el taller, Ludwig Weinfurtner está trabajando actualmente en un MB-trac. Quiere volver a poner a punto rápidamente este tractor basado en grupos del Unimog y, después, cambiarlo por un Unimog. Para Ludwig Weinfurtner, nada supera al todoterreno.

«Creo que el Unimog se puede considerar un modelo», concluye el joven con entusiasmo. «Nos muestra todo lo que es posible, y que todo se puede conseguir. Que hay que tener entusiasmo por nuestro trabajo, sea cual sea, que hay que interesarse por la mayor cantidad de cosas posible. Porque, así, se entienden las relaciones que hay entre ellas. Muchos aspectos del Unimog pueden aplicarse a la personalidad; se puede aprender de él a ser entusiasta». Eso es lo que le motiva. Por eso, Ludwig Weinfurtner dedica una media de entre 15 y 20 horas a editar sus vídeos, para que no solo él pueda aprender del Unimog, sino también sus 22.300 suscriptores.

hidden-xs
visible-md and up (hidden-sm and down)
visible-lg and up (hidden-md and down)
visible-xl