Encuentro generacional en el macizo del Harz.

Cuatro Unimog de cuatro décadas despejan juntos la carretera del Brocken.

El Brocken, en el parque nacional del Harz, goza de una reputación mística. En este lugar histórico, un nuevo Unimog U 429 ha seguido literalmente los pasos de sus antecesores; una idea de los concesionarios de vehículos industriales Henne Nutzfahrzeuge y Nutzfahrzeuge Hasselfelde. Con un fantástico clima invernal, cuatro generaciones de Unimog despejaron juntos el camino hacia la cima.

En la carretera del Brocken, en el macizo del Harz, sopla un viento helado en un día nublado y nevado de febrero. La vista apenas alcanza treinta metros, cuando de repente los rayos del sol atraviesan el cielo y convierten la escarpada cima del Brocken en un brillante paisaje invernal. En este mágico momento, cuatro Unimog suben por la carretera de montaña con equipos para servicio de invierno: un Unimog U 84 (de 1979), un Unimog U 2400 (1995), un Unimog U 400 (2004) y un flamante Unimog U 429 (2018).

Una vista sobrecogedora y saber que entre el Unimog más antiguo y el más nuevo hay casi cuarenta años de diferencia: ¡impresionante!

 

Rüdiger Lorenz, Henne Nutzfahrzeuge GmbH

Servicio de invierno en la carretera del Brocken.

Con una altura de 1141 metros, el Brocken, en el parque nacional del Harz, es la montaña más alta del norte de Alemania. La única vía de acceso a la meseta de la cima es la carretera del Brocken, de 9,6 kilómetros de largo y que permite conquistar unos 525 metros de altura. En la temporada de invierno, es necesario despejar toda la carretera para permitir el acceso a los servicios de emergencia, a los bomberos, al personal de la estación meteorológica, al servicio operativo del ferrocarril de vía estrecha de Harz, así como a los empleados y vehículos de suministro del Brockenwirt.

Un socio de servicio Unimog es el encargado de esta misión.

Dado que, para la protección del medioambiente, en el parque nacional no se pueden utilizar agentes descongelantes, la nieve solo se puede despejar con una pala y una fresadora quitanieves. Desde el año 2017, el socio de servicio Unimog Nutzfahrzeuge Hasselfelde se encarga de los servicios de invierno. Desde octubre hasta abril, el gerente Christian Degenhardt envía a su equipo a la carretera del Brocken con maquinaria pesada casi a diario.

Unimog U 429 con equipamiento moderno.

Para poder llevar a cabo este proyecto especial en el Brocken con cuatro generaciones de Unimog, Henne, el representante general de Unimog, amplió el parque móvil de Hasselfelde con un flamante Unimog U 429 con equipamiento municipal completo y equipamiento de servicio de invierno Schmidt.

El portaimplementos Unimog dispone de una propulsión hidrostática, que permite el cambio gradual entre la velocidad de trabajo en marcha lenta y la velocidad de marcha normal. El sistema hidráulico del nuevo Unimog ayuda en la descarga de la pala quitanieves, lo que aumenta el rendimiento de limpieza y prolonga la vida útil del implemento acoplado. El Electronic Quick Reverse asegura un cambio rápido entre las marchas adelante y atrás, lo que es ideal para su uso con nieve muy profunda.

1/11

Un Unimog de 1979 sigue en servicio.

Del servicio de invierno en la carretera hacia la meseta del Brocken generalmente se encarga un Unimog U 400 del año 2004, con quitanieves centrífugo y esparcidor de material seco. Gracias al equipamiento con árbol mecánico de toma de fuerza frontal, propulsión hidrostática, grupo de marchas de trabajo y dirección desplazable VarioPilot®, el trabajo con el Unimog es muy cómodo. Además, recibe el apoyo de un viejo Unimog U 2400 de más de veinte años. El representante más potente de la serie 437 también está equipado con un soplador de nieve y una versión de grúa extraíble Palfinger poco común. A pesar de la grúa, este Unimog también dispone del equipamiento municipal completo.

Cuando las generaciones más jóvenes de Unimog no consiguen avanzar, un U 84 de 1979 acude en su ayuda. Aunque el Unimog de la serie 406, con sus 62 kW (84 CV), se desplaza hasta el Brocken de una forma relativamente lenta, el motor de accionamiento OM 355 A proporciona a la fresadora quitanieves Schmidt de la parte frontal una friolera de 191 kW (260 CV). La particularidad de este vehículo: el Unimog se adquirió después de la catástrofe de nieve que tuvo lugar en 1978/1979 para el servicio de invierno en Quickborn, Hamburgo. Sin embargo, esta región del norte de Alemania se libró de sufrir otro invierno con caos de nieve. De modo que, después de más de 35 años, el Unimog U 84 fue retirado del servicio con un kilometraje de apenas 5900 km y solo 141 horas de servicio. Ahora, en el Brocken, puede volver a darle duro a la nieve y vivir su segunda primavera o, mejor dicho, su segundo invierno.

hidden-xs
visible-md and up (hidden-sm and down)
visible-lg and up (hidden-md and down)
visible-xl
Find out more about our cookies and how we use them.