Desviándose de la carretera.

Dave Whyte toma el todoterreno Zetros para cotejar su potencial para el mercado de tracción integral.

No me avergüenza admitir que mi experiencia frente al volante se compone casi por completo de tiempo pasado en carreteras asfaltadas. La mayor parte de ese tiempo la he pasado frente al volante de un camión específico de carretera y en los últimos tiempos remolcando tráileres con una distancia al suelo mínima. Teniendo esto en cuenta, imagínese cómo me sentí cuando me encontré sentado en la cabina de un camión frente a un cortafuegos estrecho lleno de baches. No sabía qué pensar al adentrarme en la maleza, a bordo de un Zetros de Mercedes-Benz de último modelo para comprobar hasta dónde podía llevarme este camión.

El Zetros de Mercedes-Benz es una imponente obra de ingeniería.

Disponible en las configuraciones de 4x4 y 6x6, es la propuesta de Mercedes para aquellos que buscan llegar a lugares donde los grandes camiones no deberían ir, incluyendo recursos militares, para bomberos y de acceso remoto. No tiene nada que ver con su buque insignia, el camión para carreteras Actros, pero las funciones para las que el Zetros está destinado y el terreno para el que está diseñado pararían en seco a la mayoría de camiones de carretera.

Esto significa que lo que hay detrás del Zetros también está disponible en una cabina Actros, pero el Zetros tiene algunos ases en la manga. Existen unos cuantos lugares donde el Zetros puede ir que un Actros 6x6 no podría, incluyendo a lomos de un avión militar Hércules. Ese fue precisamente uno de los criterios de diseño y la razón detrás de ese techo de forma extraña que se inclina hacia abajo en cada lado. Mientras que la gran mayoría de clientes no lo comprobará nunca, es muy posible que aquellos que compren en grandes cantidades sí que lo tendrán en cuenta.

El Zetros es un ejemplo claro de un fabricante que toma piezas que ya están disponibles y las utiliza para crear una máquina especializada. Se alimenta del mismo motor de seis cilindros en línea OM 926 LA de 7.2 litros que se encuentra bajo la cabina del Axor, y en la cabina se utilizan los paneles de instrumentos de las gamas de Axor y Atego. A pesar de que la cabina es exclusiva del Zetros, sus puertas provienen de la lista de piezas de recambio de Unimog. Para el cliente, esto significa que las piezas ya están disponibles y que cualquier concesionario de camiones Mercedes puede ofrecer servicios de mantenimiento y asistencia.

 

„Cada aspecto del Zetros destaca la resistencia y longevidad de sus componentes para un uso todoterreno donde se conducen 4x4 y 6x6 de tracción integral.“

El Zetros convence en asfalto y en el terreno.

La transmisión del motor consiste en una transmisión automática de seis velocidades Allison 3000P, que se conduce por una caja de transferencia de dos velocidades de Mercedes. Después, se transmite la energía a las ruedas delanteras y traseras, enviándose un 40 % de la energía a las delanteras y un 60 % a las traseras con el programa de carretera estándar. Una vez se ha seleccionado el modo todoterreno, la energía se distribuye de manera uniforme, 1:1, entre las ruedas delanteras y traseras. Esto también introduce un ratio 1.69:1 más bajo en la caja de transferencia, mejorando el control de la velocidad y el rendimiento del freno motor. Los bloqueos del diferencial aumentan la potencia de tracción y se pueden activar fácilmente desde dentro de la cabina. La suspensión viene en forma de muelles parabólicos integrales, con la instalación frontal de triple hoja con un valor de 9 toneladas, y la trasera de cuatro hojas de hasta 9.0 toneladas por eje (dependiendo del tamaño de la rueda y del neumático). Los diferenciales planetarios de reducción (junto con los bloqueos del diferencial antes mencionados) llevan la energía al terreno a través de los enormes neumáticos 14.00 R 20.

Todo esto se instala en travesaños de chasis de 9.5 mm de ancho que proporcionan tanto fuerza como flexibilidad, tal y como se hizo evidente sobre la transmisión. El hardware de gran tonelaje es precisamente eso: pesado. Con la cabina/chasis, el Zetros 4x4 1833 A pesa algo más de 8.0 toneladas, mientras que el 6x6 2733 A inclina la balanza hasta las 10.5 toneladas. Puede que esto no le parezca demasiado a aquellos que trabajan con los motores principales pesados de los trenes de carretera, pero el Allison automático limita su MCG y estos camiones no pueden arrastrar 130 toneladas. Aun así, hay una caja de cambios disponible para aquellas tareas MCG más pesadas. Dicho lo cual, siguen siendo fáciles de manejar y lo suficientemente ágiles para llegar a donde la mayoría de vagones 4x4 de grandes sumas de dólares no lo hacen.

A pesar de que el Zetros está diseñado para un uso todoterreno, también es bastante fácil de conducir por el asfalto. Se planearon las actividades de conducción todoterreno del día para realizarse en las afueras de Anglesea, a una hora de coche al oeste de Melbourne. El viaje de una hora incluía autopistas y algunas autovías antes de llegar a la ruta Great Ocean Road en los últimos km. Esta fue una gran oportunidad para acostumbrarse a las dinámicas del Zetros, incluyendo su conducción y frenado, antes de llegar a lo difícil.

Con gran facilidad y comodidad.

Como suele ser habitual, el Zetros tiene un límite de velocidad de 100 km/h, pero el engranaje y mi consideración mecánica limitaron la velocidad a un máximo de 90 km/h por la carretera. A esta velocidad, el motor funcionaba a 2000 rpm, y a pesar de que hubiera conseguido llegar a los 100 km/h, no me pareció necesario presionarlo más. El Zetros se manejaba muy bien en la carretera, sin embargo, la falta de peso del modelo 4x4 demostró claramente la dureza de los muelles traseros. El 6x6, con una bandeja pesada y 4.0 toneladas a su espalda, se condujo mucho mejor, y como consecuencia, demostró mejor el manejo.

Finalmente llegó el momento de seleccionar el modo todoterreno y hacernos paso entre los árboles. Mientras conducíamos por los cortafuegos, hubo un par de lugares donde la rutas de los vehículos 4x4 más pequeños llegaron a su fin de forma repentina. Uno de estos fue un banco empinado donde parecía evidente que alguien había intentado subir hasta la cima varias veces con un 4x4, pero no lo había conseguido. Tanto el camión Zetros 4x4 como el 6x6 pasaron por encima como si se tratara de un hormiguero y siguieron adelante, mostrando con creces de lo que son capaces estos camiones. En este punto puede comprobar el funcionamiento pleno de la suspensión del 6x6 y la flexión del chasis. La flexibilidad de ambos componentes implicaba que las seis ruedas se quedaron pegadas al suelo, hasta que el eje trasero dejó de estar en contacto con el suelo cuando el camión se niveló en la cima.

A pesar de que la mayoría de los caminos que cubrimos no parecieron suponerle ningún reto al Zetros, algunas secciones hicieron evidentes los beneficios de los diferentes aspectos de su diseño. La distancia al suelo, los ángulos de aproximación y los radios de giro destacaron a lo largo del día dejándome asombrado de hasta dónde podían llegar estos camiones. Lo más increíble es que esto lo hicieron conmigo al volante, en territorio desconocido y con camiones desconocidos, y sin embargo con gran facilidad y comodidad.

Viajando a través del arbusto australiano.

No hay duda de que el Allison automático tuvo un enorme impacto en la facilidad de manejo, sin que se produjera ninguna interrupción en el suministro de energía durante el cambio de marchas. Esto garantizó la energía continuada en las subidas, sin pérdida de potencia, incluso cuando fue necesario un cambio de marchas. Claro que tenían un aspecto un tanto gastado después de haberse abierto paso a través de la maleza durante todo el día, pero al fin y al cabo para eso están diseñados, ¿no?

El Zetros está luchando por hacerse un hueco en un nicho de mercado en que los compradores realmente compran por necesidad y no en base al aspecto (lo cual, dicho sea de paso, me agrada). Aunque he conducido algunos de sus competidores en el pasado, ninguno de ellos habría cabido en un avión de carga Hércules. Bromas aparte, la mayoría de los otros modelos del mercado todoterreno tienen un diseño de cabina avanzada y, mientras que la diferencia puede ser mínima, la experiencia en un camión con capó es totalmente distinta. Además de la protección en la parte delantera contra ramas bajas y demás, la conducción mejorada y los niveles inferiores de ruido hacen la vida del conductor mucho más sencilla.

Aunque se sabía de sobra desde hace un tiempo que Mercedes estaba construyendo el Zetros, siempre hubo cierta percepción, al menos en Australia, de que sería únicamente para propósitos militares. No se equivoque, el Zetros es competente, los servicios de mantenimiento y apoyo están disponibles y puede adquirir uno en cualquier distribuidor de camiones del país. Tanto si lo que está buscando es un camión de incendios, un tanque de agua o una autocaravana todoterreno, merece la pena considerar el Zetros.

hidden-xs
visible-md and up (hidden-sm and down)
visible-lg and up (hidden-md and down)
visible-xl