Bien equipado para todas las situaciones.

Desde julio de 2019, un U 5023 todoterreno ayuda al cuerpo de bomberos de Heilbronn.

Heilbronn am Neckar se encuentra bastante tranquilo durante los primeros días cálidos de julio. Como organizadora de la BUGA (exhibición hortícola federal de Alemania), la ciudad se presenta apacible y muy verde. Pero los bomberos de la Beethovenstraße no están tan relajados. En lugar de disfrutar de esta idílica situación, a ellos les toca llevar a cabo operaciones de salvamento y de montaña en la B27, B39 y B 293, así como en las autopista colindantes A 6 y A 81. No debemos olvidar que también prestan asistencia rápida cuando el tiempo cambia repentinamente y el río Neckar se vuelve loco.

Para estos casos, los rescatadores disponen de una potente lancha Siebenmann con un remolque apropiado. Un pequeño problema: Hasta ahora, solo hay tres gradas náuticas en el canal del Neckar, por lo que amarar no era tarea fácil. Con el nuevo vehículo con aparatos «Rüst», este inconveniente ya es historia, pues el U 5023 con superestructura Empl cuenta con una grúa detrás de la cabina que permite izar sobre el agua la lancha de bomberos de 5,20 metros de largo junto con su fueraborda de 100 CV directamente desde el remolque de eje tándem.

Más Unimog en operaciones de rescate:

  1. Instagram

El sistema funciona de maravilla incluso en las esclusas, por donde a menudo pasan barcazas pesadas, que previamente han cargado en el puerto oriental. Generalmente, los bomberos deben sumergirse en el agua para buscar a personas desaparecidas. «Hay entre diez y 15 operaciones de este tipo al año», dice pensativo el bombero Steffen Haas. «Ahora, con la nueva grúa somos muchos más flexibles y rápidos en el lugar de la operación. Por tanto, este era uno de los requisitos más importantes a la hora de sustituir nuestro antiguo vehículo de rescate», añade Markus Widmann, jefe del área de Técnica de las Fuerzas de Protección Civil de Heilbronn. «De esta manera, podemos llevar al agua de forma segura nuestra lancha de 1000 kilos de peso junto con los buzos y la tripulación».

«No obstante, seguimos utilizando gradas como las de Horkheim. Cuando se producen inundaciones son toda una suerte», y es que el vehículo está preparado de fábrica para una profundidad de vadeo de 1,2 metros, tal y como esperaba el cuerpo de bomberos, y está equipado además con neumáticos de perfil direccional grueso. Para obtener un plus de tracción, Steffen Haas solo tiene que presionar brevemente un botón, la presión de los neumáticos desciende y, gracias a la mayor superficie de contacto, aumenta la adherencia en la medida necesaria.

En las gradas, los neumáticos de tracción son de gran ayuda, al igual que la instalación reguladora de la presión de inflado de neumáticos.
El bombero Steffen Haas valora mucho la instalación reguladora de la presión de inflado de neumáticos y la profundidad de vadeo de 1,2 m del Unimog.
Trampilla de carga vertical para una carga práctica.
En las gradas, los neumáticos de tracción son de gran ayuda, al igual que la instalación reguladora de la presión de inflado de neumáticos.
1/3

Directo al agua por telemando.

Detrás de la esclusa del Neckar, el equipo prueba a amarar la lancha. Desplegando y asegurando los apoyos, Haas ajusta la grúa Palfinger mediante un nivel para el agua. La tolerancia es de solo unos pocos grados. Después, la propia grúa calcula la fuerza de elevación necesaria. Mediante el telemando, Haas dirige el sistema de despliegue del brazo articulado hacia su compañero, que previamente ha bloqueado la estructura tubular de aluminio en la lancha y ha soltado la correa de amarre de sujeción central de la parte delantera del remolque. Con la extensión de cuatro niveles, el gancho se desplaza centímetro a centímetro en dirección al centro de la lancha. El monitor muestra una desviación de 8,80 metros cuando el compañero de Haas cuelga el anclaje de la soga. Solo un pequeño movimiento giratorio más, la soga queda cuidadosamente destensada y el casco de la lancha queda sobre el agua.

Incendios forestales y rescates en pendientes.

«No solo protegemos 22 kilómetros del Neckar, sino también una gran cantidad de espacios verdes y bosques, en los que pueden producirse incendios forestales rápidamente durante los días cálidos», dice Widmann. Se trata de 1450 hectáreas de bosque, para ser exactos. Por tanto, el U 5023 también está preparado para este tipo de tareas. Gracias a la trampilla de carga hidráulica, los bomberos pueden cargar material rápidamente en carros. «Por ejemplo, nuestro sistema de rociado a alta presión, que tiene una capacidad de 600 litros y está listo para el uso inmediatamente», explica el técnico.

«Es cierto que, aquí arriba, actualmente está prohibido hacer barbacoas», dice el bombero. «Pero no todo el mundo lo cumple. Y, en el peor de los casos, debemos salir rápidamente y extinguir el incendio». Steffen Haas y sus compañeros hacen una demostración de un caso de urgencia en condiciones reales en una vereda estrecha. En casos así, también se usa regularmente el cabestrante; hoy, sin fuego alguno, en el terreno de un vinicultor cuyo tractor averiado han remolcado los bomberos.

Una vez enrollado de nuevo el cable de acero, el «HN 1/51», que así se llama el nuevo, permanece a la espera hasta que se le necesite. Y para que los compañeros puedan manejarlo correctamente, se han previsto clases en la planificación: Todavía hay que formar a cerca de 30 hombres, tanto en la grúa como al volante del Unimog.

Texto: Gerfried Vogt-Möbs, Fotos: Henrik Morlock

hidden-xs
visible-md and up (hidden-sm and down)
visible-lg and up (hidden-md and down)
visible-xl