Rendimiento robusto
en terreno inestable.

Los Unimog y Zetros como ayudantes fiables en la eliminación de lodos de perforación.

Siempre que hay infraestructuras de alcance en Alemania, Hermann Kahnenbley, del sur de Hamburgo, está implicado. El hombre es experto en la eliminación y el aprovechamiento de lodos de perforación. La empresa especializada se encarga de tuberías de gas y cables de corriente, conductos de agua y de telecomunicaciones y de todo lo relacionado con perforaciones y pozos, así como con la eliminación de sus subproductos. «Nadie en Alemania lo hace como nosotros», comenta el gerente Hermann Kahnenbley con orgullo. Emplea a 14 trabajadores, también fuera de Alemania cuando es necesario.

Necesitamos este vehículo debido a su excelente aptitud para todo terreno.

 

Hermann Kahnenbley, gerente de Hermann Kahnenbley Lohnunternehmen

Imprescindible en cualquier obra: el Unimog U 530 (300 CV).

Utilizó su primer Unimog durante 15 años. «Seguimos necesitando un Unimog para poder avanzar en terrenos difíciles». Su nueva adquisición es un valioso añadido a la flota. El Unimog cuenta con una bomba de vacío y equipa un árbol de toma de fuerza hidráulico. Los lodos de perforación se eliminan en depósitos de doce metros cúbicos. «Con el Unimog, llevamos todo el material importante directamente a la obra. En lugar de una caja de carga de aluminio, necesitamos una con paredes laterales de acero», explica Hermann Kahnenbley.

Progreso mediante desarrollo técnico.

Donde hace 20 años era necesario perder mucho tiempo excavando, el proceso de perforación vertical ha permitido ahorrar mucho tiempo y cuidar mejor los terrenos. La perforación horizontal, el microtunelado, el tendido de tuberías o la creación de pozos son actividades que generan muchos lodos debido al lavado a alta presión. Estos lodos deben retirarse rápidamente de la obra. «Sin un análisis previo del suelo, no podemos eliminar nada», comenta Kahnenbley. «Solo podemos ponernos en marcha cuando está claro si el suelo tiene cargas, y cuáles».

El Zetros siempre lleva al conductor y la carga a su destino.
El depósito del Zetros de la empresa Kahnenbley tiene una capacidad de doce metros cúbicos.
No hay prácticamente ningún terreno y ninguna condición meteorológica que los Special Trucks no puedan superar.
El Zetros también se desenvuelve bien en el agua.
El Zetros siempre lleva al conductor y la carga a su destino.
1/4

Unimog y Zetros: vehículos multiusos perfectos

Su empresa también utiliza un Mercedes-Benz Zetros. Este vehículo especial estuvo incluso al servicio del ejército brevemente: «Al principio no se creían que pudiéramos atravesar un terreno tan complicado con el Zetros y el depósito de doce metros cúbicos montado con un tiempo tan malo. Durante la presentación, los responsables de tecnología llamaron a compañeros de otros emplazamientos para impresionar a tanta gente como fuera posible. Después del éxito de nuestra demostración con el Zetros, muchos modelos se pusieron en servicio en color oliva», recuerda Hermann Kahnenbley. Su Zetros con dirección integral fue el primer modelo de ese tipo que se fabricó.

El Unimog y el Zetros son herramientas muy importantes para la empresa especializada Kahnenbley, porque están configurados individualmente para sus necesidades. Ambos vehículos se mueven de obra en obra sobre sus propios ejes. «Disponemos de matriculación LoF (silvicultura o agricultura)».

El volumen de trabajo es óptimo, Kahnenbley busca un conductor. Y eso que nunca se planteó este negocio tan especializado: «Hasta 1993 tuve una explotación lechera, y de ahí quería desarrollar una empresa agrícola tradicional. Pero el primer pedido fue un trabajo de eliminación. Y ahí me quedé».

hidden-xs
visible-md and up (hidden-sm and down)
visible-lg and up (hidden-md and down)
visible-xl